martes, 1 de septiembre de 2020

SEGUIMOS CRECIENDO Y AVANZANDO (1 de 10)

Este curso que comienza será especial para todos por lo que nos está tocando vivir, pero para nosotros lo va a ser un poco más. Es por ello que hemos pensado en realizar un recordatorio desde nuestros orígenes hasta la actualidad. Para ello, todos los meses recordaremos uno de nuestros años. Comenzamos por nuestros inicios.

En estas fechas, en 2011 comenzó nuestra andadura. Empezamos a caminar sin saber muy bien a donde nos llevaría esta aventura. Sin miedo y con decisión, emprendimos nuestro primer año. Comenzamos siendo tan poquitos, a penas una docena, que fue muy sencillo organizar sociales donde prácticamente todos los socios tomasen parte e hiciésemos piña.

Pero no todo iba a ser de puertas para dentro del club, apenas un mes después de arrancar, ya estábamos compitiendo con el resto de clubes de nuestra provincia. La acogida que tuvimos por el resto de jugadores alaveses fue increíble, parecía que llevásemos mucho tiempo. Nos sentimos como uno más.

Nuestro primer torne como Martintxo fue el VI Memorial Jesús de la Fuente. No fue nuestro mejor comienzo, está claro que quedar último no lo puede ser. Pero logramos dos objetivos muy grandes: puntuar y no perder todos los encuentros. Éramos un club de jóvenes promesas, que todavía necesitaban crecer para poder competir de igual a igual.

Solo era necesario echar un vistazo al juvenil para ver que los nuestros iban por muy buen camino. Nuestra mejor clasificada y campeona de Álava Juvenil quedó Arantza Fernández. El resto, tuvieron resultados más discreto, pero también eran los más pequeños del torneo. Valientes que iban sumando experiencia y que a la larga se les notaría.

El XVIII Padre Félix tampoco se nos dio especialmente bien, como era de esperar. Los éxitos no llegan de un día para otro. Pero gracias a la invitación de Calasanz para participar en su torneo, tuvimos una grata experiencia. Dónde pudimos lucirnos un poco, fue en el Padre Félix Escolar que se celebraba el día siguiente. No teníamos equipo propio, nuestros compañeros jugaban con sus colegios, he hicieron muy buen trabajo. 


Éramos conscientes de nuestra juventud, pero no por ello nos íbamos a perder la posibilidad de jugar la lida de Álava por equipos. Asique con valentía y coraje, nos inscribimos. El plan era ir partida a partida. Nos clasificamos para el grupo C para luchar de los puestos 9º-12º. Finalmente nos tuvimos que conformar con 11º pero con una gran sensación de equipo. Quedar los 11º de 13 en nuestra primera participación era mucho más de lo esperado.

Simultáneamente se disputaron los campeonatos escolares donde nuestros “renacuajos” eran favoritos. No todo iba a ser perder y aprender, en ocasiones también les tocaba aprender un poco menos, pero ganar. En la categoría alevín Aritz Morante (1º) y Diego Sanz (3º) fueron nuestro orgullo. Solo Aritz logró el pase a los campeonatos de Euskadi. Diego se quedó fuera a pesar del triple empate que hubo, los desempates no le favorecieron. En el infantil Ibai Morante (2º), Oscar Ruiz de Arcaute (5º), Guillermo Gutiérrez (6º) y Lucía Munita (8º y 1ª chica) y Patricia Arteche (12º y 2ª chica) son los resultados más destacados. En el benjamín dos futuros martintxos empezaban a demostrar su talento: Jon Martín (1º) y Xabier Gimena (2º).

En el por equipos escolar nuestros compañeros se llevaron el primer puesto en todas las categorias, no todos, era imposible, porque participaban por diferentes colegios. En la categoría infantil el campeón fue CEU Virgen Niña (con Ibai, Guillermo y Cayetano del club), en la categoria alevín ganó Calasanz (liderados por Diego) y en la categoría sub10 vencedores San Martín (con Rodrigo entre sus integrantes).

Acabamos esta temporada con la participación de nuestro equipo en el “Torneo de Rápidas por equipos de Álava”. En este caso, una vez más, nos conformamos con puntuar. Nosotros no teníamos elo aún, por lo que aspirar a ganar era un poco inalcanzable. Pero esto de acabar últimos no se iba a alargar mucho más en el tiempo.

Este año fue un buen comienzo, se auguraba un gran futuro para nosotros. Casi duplicamos el número de socios del inicio del curso al final, por lo que no nos podemos quejar del trabajo bien hecho. Primer año cerrado. ¡A por el siguiente!

1 comentario:

  1. Ser parte de la historia del Martintxo, aunque sea por amistad y cercanía, es un verdadero honor. Valores y pasión resumen vuestro club y vuestra gente, de la que los Marlaxkeros nos sentimos muy orgullosos. Por muchos años y que sea juntos. Zorionak Martintxo!!!

    ResponderEliminar